Marca Informativa CBA

julio 15, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

El fatal incendio en primera persona: así vivió la noche un testigo

En una madrugada trágica, un incendio en el centro de Córdoba cobró la vida de cuatro personas. Andrés, testigo de lo ocurrido, narra los momentos de terror que vivió mientras el fuego consumía el edificio.

La rápida propagación del fuego obligó a evacuar a 40 personas, muchas de las cuales, como Andrés, descendieron por las escaleras en medio de un ambiente asfixiante.

El centro de Córdoba se despertó con una tragedia en la madrugada del martes. Un incendio desatado en el edificio ubicado en la calle Caseros al 39 se cobró la vida de cuatro personas debido a la inhalación de gases tóxicos. Las víctimas, aún sin identificar, tendrían entre 25 y 35 años. Dos de ellas eran estudiantes universitarias oriundas de Serrano, según informó Claudio Vignetta, secretario de Seguridad y Prevención Comunitaria de la Municipalidad.

Así se vivió el incendio desde cerca

El fuego comenzó alrededor de las 4 de la mañana en el departamento 2D del complejo habitacional, generando pánico entre los residentes. Entre los vecinos, Andrés, un inquilino de la torre 1, contó en detalle los angustiosos momentos que vivió esa noche.

«Estaba durmiendo cuando, a eso de las 3:40 de la mañana, empecé a escuchar timbres y gritos. Al principio pensé que era una broma, pero rápidamente la realidad se impuso. Entre gritos y portazos, tuve que bajar por las escaleras llenas de humo, compartiendo ese momento de terror con los vecinos», relató Andrés.

La rápida propagación del fuego obligó a evacuar a 40 personas, muchas de las cuales, como Andrés, descendieron por las escaleras en medio de un ambiente asfixiante. «No hubo una alarma de incendios que nos alertara a tiempo. Los inquilinos y propietarios pagamos por esa alarma, pero no funcionó», denunció, visiblemente afectado.

¿Se podría haber evitado?

La falta de medidas de seguridad adecuadas en el edificio es un punto de controversia que salió a la luz tras la tragedia. «La alarma contra incendios no funcionó, y las escaleras de emergencia no están cerradas con puertas herméticas ni tienen extractores de aire, lo que agravó la situación», añadió Andrés.

El incendio, que aparentemente se originó por unas velas encendidas en un santuario dentro del departamento 2D, puso en evidencia la falta de cumplimiento de las normativas de seguridad del edificio. Los Bomberos de la provincia de Córdoba, que actuaron rápidamente, informaron que la inquilina de dicho departamento podría ser imputada.

Mientras tanto, la torre 2 del complejo permanece inhabilitada y sus residentes fueron alojados en un hotel del centro de la ciudad por la municipalidad. «Decidí quedarme en mi departamento en la torre 1, aunque el olor a quemado aún persiste en los pasillos y el recuerdo de esa noche es imborrable», confesó Andrés.

La desolación y la tristeza se apoderaron del edificio. «Es muy duro caminar por los pasillos y sentir el vacío», concluyó.

La tragedia del incendio en el centro de Córdoba no solo dejó un saldo fatal, sino que expuso serias deficiencias en las medidas de seguridad del edificio. La investigación judicial sigue su curso, buscando determinar responsabilidades y evitar que algo así vuelva a ocurrir.