Marca Informativa CBA

junio 22, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

Intendentes del interior presionan a la Nación por subsidios al transporte

Presentaron ayer ante las dos cámaras del Congreso un proyecto para que se destine parte de la recaudación del Impuesto a los Combustibles a compensar a los servicios fuera del AMBA. Fuertes críticas al centralismo.

El intendente Daniel Passerini durante su exposición.

Un grupo de intendentes del interior, encabezados por el cordobés Daniel Passerini y el rosarino Pablo Javkin, se presentó ayer en el Congreso para proponer un proyecto de ley en el que proponen la creación de un fondo de compensación del transporte, similar al que el gobierno nacional anuló a comienzos de año y que desató una crisis aún sin final en el transporte fuera del AMBA.

Primero en la Cámara de Diputados y después en el Senado, los jefes comunales propusieron la creación de un Fondo Federal de Compensaciones para los Sistemas de Transporte Públicos de Pasajeros Urbanos y Suburbanos.

Según especificaron en el encuentro que se desarrolló en el Salón Arturo Illia, de la Cámara alta, se constituiría a partir de recursos que saldrían del Impuesto a los Combustibles Líquidos y el Dióxido de Carbono.

Los detalles de la propuesta

En el cónclave se escucharon a varios líderes municipales de alto perfil como Javkin y Passerini.

De hecho, fueron dos de los tantos que apuntaron contra la centralización de los subsidios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde todavía la Nación destina recursos y eso permite que el valor del boleto para los pasajeros sea mucho más bajo que en las localidades del interior.

En la misma línea van los fundamentos del proyecto: “Nuestro régimen político constitucionalmente adoptado es el federalismo y, en ese contexto, deben asentarse los consensos que permitan la justa participación de las provincias y municipios en proporción a sus transferencias de recursos y garantizando la igualdad de trato, la equidad y justicia distributiva”.

Además, indicaron: “Los aportes que hoy realizan las provincias y municipios en concepto de impuesto a los combustibles no se ven reflejados en devoluciones proporcionales en favor de las jurisdicciones aportantes del interior, mientras que al mismo tiempo, se vuelcan en la ciudad autónoma de Buenos Aires y su área metropolitana (AMBA)”, cuestionaron entre los argumentos del proyecto ingresado al Congreso.

Del encuentro con los legisladores nacionales participaron, entre otros, los intendentes de Córdoba, Daniel Passerini; Rosario, Pablo Javkin; Santa Fe, Juan Pablo Poletti; Paraná, Rosario Romero; y de Neuquén, Mariano Gaido. También disertaron representantes del Comité Federal de Transporte (Cofetra).

Según la propuesta de los intendentes, se busca compensar los incrementos de costos incurridos por las empresas de servicios públicos de pasajeros por automotor de carácter urbano y suburbano bajo jurisdicción municipal y provincial, con excepción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el área metropolitana Buenos Aires. Por otro lado, aportar a la compra y renovación del parque automotor.

El pedido de Córdoba

«Estamos siendo realmente discriminados y con una desproporción en la magnitud de los subsidios que sí recibe el área metropolitana y que se han eliminado del interior», remarcó ayer el intendente cordobés, Daniel Passerini.

El mandatario capitalino destacó: “En Córdoba, nosotros por lo que aportamos, sólo recibimos un tercio o menos de un tercio. Y en el área metropolitana reciben el 1000% más».

Y agregó: «Pedimos que la ley que establece la distribución del Fondo de Combustibles, que es un fondo que se ha incrementado, incorpore un inciso donde el 14% de lo que se recaude vaya a las provincias del interior y que ese destino que le vamos a dar sea para la compra de colectivos y para el sostenimiento de los incrementos de combustible y de las paritarias de la UTA, que se deciden en Buenos Aires, pero las tenemos que pagar en el interior».

En esa línea, el neuquino Gaido explicó: “Queremos lo que nos corresponde. Somos férreos defensores del equilibrio económico, de la administración eficiente -porque Neuquén capital la tiene: tiene superávit y no tiene endeudamiento- Neuquén contribuye con esos fondos y no recibe absolutamente nada. El AMBA recibe un 480% más que lo que colabora. Es una decisión centralista, cuyo objetivo es sostener a Buenos Aires”.