Marca Informativa CBA

junio 13, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

Un símbolo que nos une: este 18 de mayo se celebra el Día de la Escarapela

La escarapela celeste y blanca encierra una rica historia que se remonta a los albores de la lucha por la independencia.

En el corazón del mes de mayo, cuando la memoria colectiva se ve envuelta en los aires de la Revolución de Mayo, Argentina conmemora el Día de la Escarapela, una fecha que nos invita a reflexionar sobre la importancia de este símbolo patrio que flamea con orgullo en nuestra identidad nacional.

Lejos de ser un simple adorno, la escarapela celeste y blanca encierra una rica historia que se remonta a los albores de la lucha por la independencia. En 1812, Manuel Belgrano, prócer fundamental en nuestro camino hacia la libertad, ideó este distintivo para diferenciar a las tropas del ejército revolucionario de las fuerzas realistas españolas. La elección de los colores, celeste y blanco, dio lugar a diversas interpretaciones, desde referencias celestiales y homenajes a regimientos patrios hasta evocaciones a la casa de Borbones. Sin importar su origen exacto, estos colores se convirtieron en un emblema de unidad y patriotismo para los soldados que combatían por la causa independentista.

Un homenaje que perdura: El Día de la Escarapela

La trascendencia de la escarapela fue tal que, en la década del 30, el Consejo Nacional de Educación impulsó la creación del Día de la Escarapela, una fecha oficializada en 1941 para rendir tributo a este símbolo patrio.

Desde entonces, cada 18 de mayo, los argentinos nos vestimos de celeste y blanco, decoramos nuestros hogares y espacios públicos con los colores patrios, y participamos en actos conmemorativos que honran la memoria de Belgrano y la historia de nuestra nación.

Más allá de la fecha: Un símbolo vivo en la educación y la memoria

La celebración del Día de la Escarapela no se limita a un solo día del año. Su significado trasciende el calendario y se materializa en las aulas, donde los más pequeños aprenden sobre la historia y el valor de este símbolo patrio.

La confección de escarapelas en las escuelas, la participación en actos conmemorativos y el fomento del respeto por los emblemas nacionales son acciones que contribuyen a fortalecer la identidad nacional en las nuevas generaciones.

Un símbolo que nos convoca: Unidad y patriotismo

En un mundo cada vez más globalizado, la escarapela nos recuerda la importancia de preservar nuestra identidad nacional. Es un símbolo que nos convoca a la unidad, al patriotismo y al respeto por la historia que nos une como argentinos.