Marca Informativa CBA

junio 17, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

Consejo de Mayo, reducción de impuestos y una ciudad paralizada: lo que dejó el paso de Milei por Córdoba

Una multitud de cordobeses copó la explanada del Cabildo pero no llegó a llenar la Plaza San Martín. Los anuncios del Presidente, entre los cánticos de sus fanáticos y protestas en su contra.

Foto: Prensa Presidencia.

El Presidente Javier Milei encabezó este sábado en la ciudad de Córdoba el acto patrio por el 214° Aniversario de la Revolución de Mayo.

Frente a una explanada del Cabildo repleta (con una plaza San Martín semivacía), el primer mandatario anticipó la creación de un Consejo de Mayo, entidad que buscará preparar proyectos de ley que impulsen la aplicación de los 10 puntos que constituyen al malogrado Pacto de Mayo y que contará con representantes del Ejecutivo, gobernadores, diputados, senadores, sindicatos y empresarios.

Milei se presentó al público saliendo a saludar desde el balcón principal del Cabildo, pese a que se rumoreaba que iba a entrar desde un costado para saludar a la gente. Ya en el escenario, comenzó su alocución con su tradicional «Hola a todos, yo soy el león…», pisando la voz de la locutora oficial del evento que comenzaba a presentarlo.

La lectura del discurso de cierre no fue protocolar ni fría. Fiel a su estilo, el mandatario aprovechó algunos pasajes para arengar a los presentes (una multitud de banderas celeste y blancas con algunas otras amarillas), volvió a destacar la gestión del ministro de Economía Luis “Toto” Caputo (a quien definió como “un rockstar”) y hasta se permitió bromear con su presentación musical de hace unos días en el Luna Park.

Los principales puntos del discurso

Además del relanzamiento de este fallido acuerdo con los gobernadores, Milei anunció que, de aprobarse la Ley Bases y el paquete fiscal, el Gobierno Nacional avanzará en una reducción significativa de impuestos.

El libertario enfatizó, frente a una multitud que no paró de festejar en cada silencio de su discurso, que su gestión es un cambio de época que permitirá “sacar a nuestra Nación de la decadencia” y “devolverle la libertad a los argentinos”.

El Presidente reforzó esa idea al destacar que, si bien los primeros cinco meses de gestión transcurridos “han sido difíciles para la mayoría de los argentinos que heroicamente están poniendo el cuerpo por la tierra”, el ciclo de nuestra historia que “ha sido a todas luces un estrepitoso fracaso” finalmente “se terminó”.

En algunos pasajes de su discurso Milei se dejó llevar por los gritos celebratorios de la multitud, a los que respondió saludando con un puño en alto y una sonrisa.

“Hoy estamos parados frente a un nuevo punto de inflexión en nuestra historia”, continuó el libertario e insistió en que nuestro país abraza, «por primera vez en 100 años», las ideas de la libertad, «que transformaron un país pobre, vacío y analfabeto en una potencia mundial».

La principal idea que sobrevoló el discurso de Milei fue que la gesta de Mayo fue una doctrina, «un conjunto de ideas y principios que representan lo mejor de la tradición Argentina». El Presidente sostuvo que «es una idea que se resume en dos principios: libertad y democracia”.

Luego de la firma del Pacto de Mayo, cuando estén sancionadas la Ley Base y el paquete fiscal, el Poder Ejecutivo Nacional creará el Consejo de Mayo para completar esta sagrada tarea», anunció el Presidente.

Frente a los vítores de la multitud, aseguró que “estará integrado por un representante del Gobierno Nacional, un representante de las provincias argentinas, un representante de la Cámara de Diputados, un representante de la Cámara de Senadores, un representante de las organizaciones sindicales y un representante del empresariado argentino». Ese organismo tendrá «la responsabilidad de trabajar en los proyectos de ley que materializarán los principios adoptados en el acuerdo de Mayo”.

Acto seguido, el Presidente anunció que, una vez que aprobadas la Ley Bases y el paquete fiscal, el Gobierno nacional buscará eliminar el impuesto PAÍS, caracterizado como «un impuesto distorsivo que atenta contra la producción y el crecimiento económico”.

Apostillas del acto presidencial en Córdoba

Alrededor de las 14 horas comenzó a llenarse la explanada del Cabildo cordobés. La Policía cordobesa ideó un operativo basado en el ingreso por calle Buenos Aires, divido en dos anillos de seguridad: el primero en avenida Illia y el segundo en calle Entre Ríos.

En cercanías a la Plaza San Martín pudo observarse un gran despligue de las fuerzas de seguridad nacionales. En los techos aledaños al Cabildo se podían ver francotiradores; Gendarmería cuidaba los accesos por los que se trasladaron los diversos dirigentes; diversos agentes de la Policía Federal, ya sea de traje o de uniforme, se deslizaban entre el público mientras le susurraban a un handy palabras inentendibles.

El tradicional chocolate caliente con criollos fue servido por oficiales del Ejército Argentino. Rápidamente comenzó a formarse detrás de esa mesita una fila: niños, abuelos, y mayoritariamente familias la conformaban. Tras darles el vasito con el brebaje y el tan ansiado criollo, una soldado cerraba la cortesía regalando una pequeña bandera celeste y blanca.

El acto comenzó con la entrada de la banda militar, que interpretó diversas marchas y canciones para aminorar la espera por la aparición del Presidente. La mayor efusividad por parte de la gente se vivió cuando sonó el Himno Nacional Argentino. «¡Viva la Patria!», gritó alguien al finalizar el emblema compuesto por López y Planes, a lo que la multitud respondió: «¡Viva!». Como en un acto reflejo, otra voz elevó en el aire la consigna libertaria por excelencia («¡Viva la libertad carajo!») y recibió la misma respuesta por parte de los presentes.

Así las cosas, pudo verse también a la comitiva comunicacional del Presidente y en quien se fundamentó su campaña presidencial. Jóvenes, en su mayoría hombres, que replican y maximizan sus palabras o actos vía redes sociales: Youtube, TikTok, Twitter, Instagram. Varios de ellos fueron reconocidos y saludados por los asistentes al evento.

Entre la gente también pudo verse al jefe del bloque oficialista en la Legislatura Miguel Siciliano, acompañado del ministro de Justicia provincial Julián López. Los diputados de La Libertad Avanza por Córdoba Gabriel Bornoroni y María Celeste Ponce también cruzaron entre el público.

Milei fue recibido por Martín Llaryora en el Centro Cívico.

Además de las banderas argentinas, hubo gran presencia de banderas amarillas con la figura del león (emblema animal del Presidente) en negro. Algunos niños y adolescentes expresaron su apoyo al libertario y asistieron al acto de Mayo con un peluche del felino animal.

El público se caracterizó por gritar constantemente «Milei, ¡te queremos!» o «¡Mi Presidente!». Al escuchar cada uno de estos saludos, el libertario no pudo evitar sonreír socarronamente y agradecerle a la gente por su presencia. También hubo arenga por parte del mandatario ante los cánticos «¡Tiene miedo, la casta tiene miedo!» y «¡Ley de Bases!, ¡Ley de Bases!».

Entre la gente que copó la explanada de la Plaza San Martín pudo verse familias, chicos jóvenes o adultos solos. A diferencia de otros eventos masivos, no podría decirse que asistieron organizaciones sociales o grupos de personas similares.

Un tenso momento se vivió durante la lectura del discurso presidencial, al lado del corralito donde se ubicó la prensa.

Como ya había sucedido varias veces durante la alocución de Milei, un chico comenzó a gritar «¡Gracias, mi Presidente!». Sin embargo, el joven comenzó a reclamarle al libertario por las partidas anuladas de alimentos a los comedores: «¡Hay chicos que se mueren de hambre y usted no está haciendo nada!». La queja fue silenciada levemente por el sonido de una vuvuzuela y de abucheos, mientras el manifestante intentaba elevar su voz con más fuerza.

Comenzaron los empujones y los insultos por parte de la gente cercana, mientras un oficial de la Policía Federal tomaba al joven y lo hacía ingresar al mangrullo dispuesto para los medios presentes. El hombre de traje le dijo de manera severa que se calme y lo soltó ante los periodistas que corrieron a buscar el testimonio del chico.

Mientras Milei cerraba su discurso, una catarata de insultos y agresiones llovían sobre el infiltrado manifestante.

Protestas en repudio al acto de Milei y detenidos

Mientras tanto, a dos cuadras de la Plaza San Martín, a la altura de Vélez Sarsfield y 27 de abril, diversas organizaciones sociales manifestaban su repudio al acto presidencial realizado en Córdoba.

La concejal Laura Vilches denunció que en ese lugar se detuvieron a dos personas durante incidentes con la Policía y que se lanzaron gases lacrimógenos contra la gente. Ambas arrestadas fueron liberadas antes de las 18 horas.

Según consignó Cba24n, también se dispararon balas de goma y se prendieron fuego tres contenedores.

Desde tempranas horas, la jornada estuvo marcada por movilizaciones gremiales que repudiaron la visita de Javier Milei. También se registraron incidentes en la zona del Aeropuerto.

Según mencionó a La Nación el ministro de Seguridad de Córdoba, Juan Pablo Quinteros, hubo en total tres personas detenidas. El funcionario provincial también afirmó que el operativo salió “como estaba previsto”.