Marca Informativa CBA

julio 15, 2024
Generic selectors
Coincidencia exacta
Buscar en el título
Buscar en el contenido
Post Type Selectors

Insólito: Le sacaron el auto por manejar borracho, lo “robó” del corralón y al otro día pagó la multa

Un conductor con 2,37 gramos de alcohol en sangre protagonizó una curiosa secuencia en Córdoba capital: tras perder su vehículo en un control de tránsito, lo recuperó del corralón de manera irregular y, al día siguiente, pagó la multa por la infracción. La Justicia ya lo ha denunciado por hurto.

Una insólita secuencia tuvo lugar en la madrugada del sábado en la zona sur de Córdoba capital. Un conductor borracho, con un nivel de 2,37 gramos de alcohol en sangre, sufrió el secuestro de su auto durante un control de tránsito. Sin embargo, en un giro inesperado de los acontecimientos, “robó” su vehículo del corralón donde había sido destinado y, al día siguiente, se presentó para pagar la multa por la infracción. Acto seguido, su Audi A3 fue confiscado nuevamente.

El incidente comenzó poco después de las 2 de la mañana, en un control de tránsito ubicado en el cruce entre avenida Cruz Roja y Belardinelli, cerca de las vías del tren. Los inspectores sometieron al conductor a un test de alcoholemia que inicialmente arrojó un resultado de 2,36 gramos de alcohol en sangre. Diez minutos después, un segundo chequeo reveló un nivel ligeramente superior, de 2,37 gramos.

Ante esta situación, los inspectores procedieron al secuestro del auto, que fue trasladado a un corralón ubicado a pocos metros del control, en la calle Lisandro Novillo Saravia, al 480, en una colectora de la Cruz Roja.

De acuerdo con información proporcionada por Perfil, el conductor, en un estado de notable ebriedad, caminó hasta la playa de acarreo, sorteó la seguridad del establecimiento y se dirigió directamente hacia su Audi A3. Sin mediar resistencia, se sentó al volante y se fue del lugar como si nada hubiera pasado, ignorando tanto su infracción como su estado etílico.

Las hipótesis sobre la facilidad con la que el hombre “robó” su propio vehículo del corralón apuntan al gran movimiento en el lugar debido a la constante entrada y salida de grúas con autos y motos confiscados. Además, se especula que el inspector encargado de controlar el ingreso y la ubicación de los vehículos en la playa pudo haberse encontrado ocupado en esos momentos, facilitando la acción del conductor.

La sorpresa llegó esa misma mañana del sábado cuando el infractor, quizás arrepentido de su conducta, se presentó en los Tribunales Administrativos Municipales de Faltas, a bordo de su Audi A3, para pagar la multa. Sin embargo, su acto de contrición no fue suficiente para eludir las consecuencias, ya que acto seguido, el coche fue trasladado al depósito de la Comisaría N°12.

La denuncia por el hurto del vehículo fue radicada en la Unidad Judicial N° 4, y la Fiscalía de Instrucción Distrito 1 Turno 4 tomó intervención en el caso. La acción del conductor ha generado un considerable revuelo, no solo por la infracción inicial, sino por la audacia y la aparente indiferencia con la que actuó posteriormente.